This is Half Time Show

La moda no discrimina y cualquier evento es una oportunidad...

Por Daniela Juárez

A halftime spectacular featuring Michael Jackson wows a SB XXVII crowd of better than 98,000 at the Rose Bowl in Pasadena on 1/31/1993. ©Al Messerschmidt/Getty Images Photos (Photo by Al Messerschmidt/Getty Images)

La moda no discrimina y cualquier evento es una oportunidad para una buena dosis de estilo. Es el caso del Super Bowl, que si bien es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo, el medio tiempo lo supera en números.

Todo comenzó en 1993, cuando Michael Jackson tuvo una presentación especial que se ha convertido en un tradición. 13 minutos son suficientes para que el campo de juego se convierta en un escenario donde han desfilado artistas como Aerosmith, The Black Eyed Peas, Beyoncé, Madonna y Katy Perry. Cada una de sus actuaciones ha destacado por alternar con grandes cantantes o bandas como N’Sync, Britney Spears, Mary J. Blige, Nelly, Slash, Usher, Cee Lo Green, Missy Eliot, Lenny Kravitz, Niki Minaj, M.I.A., entre otros. El vestuario para estos conciertos cápsula es, sin duda, una de las cosas más comentadas porque no todo es holding, safity y anotaciones.

En 2011, los integrantes de The Black Eyed Peas vistieron un traje de cuero elaborado con con 75 paneles de luces LED, confeccionado por Rogier Van Der Heideen, director de diseño de Philips Lighting. La luz de los trajes era controlada de manera manual, además de que todas las prendas estaban sincronizadas entre sí.

SUPER BOWL

El año siguiente, Ricardo Tisci, a través de Givenchy, fue el encargado de vestir a Madonna con tres trajes diferentes. El primero fue una capa dorada bordada a mano con cristales y forro de leopardo; el segundo fue un vestido negro que era una alegoría a los trajes romanos; el último fue un abrigo negro de lentejuelas y perlas que destacó por el tocado de oro diseñado por Philip Treacy. Además, Madonna utilizó unos aretes que pertenecieron a Elizabeth Taylor.

2012-02-06T012012Z_01_IND_RTRIDSP_3_NFL-SUPERBOWL

La presentación de Beyoncé para 2013 fue una de las más esperadas, pues es reconocida por tener un show excepcional en cada uno de sus conciertos. El diseñador neoyorkino Rubin Singer fue el encargado de crear un vestido en piezas que se configuraba al ritmo de canciones como “Love On Top”, “Crazy in Love” y “Single Ladies”. Singer también creó el vestuario de Kelly Rowland y Michelle Williams para la esperada reunión de Destiny’s Child, así como el de el resto de las bailarinas.

Beyonce performs during the halftime show of  the NFL Super Bowl XLVII football game between the San Francisco 49ers and the Baltimore Ravens Sunday, Feb. 3, 2013, in New Orleans. (AP Photo/Mark Humphrey)

Por su parte, Katy Perry fue vestida por lo extravagantes diseños de Jeremy Scott, actual director creativo de Moschino. El vestuario fue pensado como si se tratara de una muñeca matrioska, fue así como Katy logró cambiarse en 30 segundos entre cada una de sus canciones.

GLENDALE, AZ - FEBRUARY 01:  Singer Katy Perry performs during the Pepsi Super Bowl XLIX Halftime Show at University of Phoenix Stadium on February 1, 2015 in Glendale, Arizona.  (Photo by Tom Pennington/Getty Images)

¿Qué nos esperará con la presentación de Coldplay y el regreso de Beyoncé al Superdome?

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Barcelona Bridal Week

Laundroma(t)dness

Secret Garden