Tendencia: renewed lingerie

Para primavera 2017 el corsé es reimaginado por los diseñadores para responder a esa nueva mujer del siglo XXI: liberada, fuerte y decidida.

Por Loyda Muñoz

Para esta temporada, la lencería se lleva por fuera. El corsé vuelve, pero con un diseño pensado para la mujer del siglo XXI: sensualidad sugerida, definición de la silueta y, sobre todo, deja atrás la opresión y rigidez para dar paso a una prenda que se inspira en su antecesora, pero se reinventa como un accesorio que hace oda a la feminidad.

Tibi
Resort 2017
Superpuestos sobre prendas minimal como camisas, jumpsuits y tees, los corsé se vuelven un elemento de color blocking y contraste entre estampados intensos, colores sólidos, texturas. Sin esquivar la sensualidad, Tibi marca la cintura de la mujer, realza el busto y crea divisiones visuales.

Phelan
Spring 2017
El corsé no siempre tiene que ser sinónimo de sensualidad desbordada y Phelan lo prueba. Como un accesorio más que como protagonista, esta prenda se resignifica al ser usada encima de blusas blancas de popelina, pantalones amplios y faldas en línea A: es un statement de feminidad y minimalismo.

Sally LaPointe
Spring 2017 Ready-to-Wear
Con colores puros —blanco y negro— como protagonistas de su colección, Sally Lapointe apuesta por siluetas femeninas como vestidos y faldas con transparencias y brillos que contrastan con corsés sin copas en piel, simulados con otro color o que enmarcan el busto y la cintura.

Brock Collection
Spring 2017
En cada prenda, la fusión entre sensualidad y delicadeza. Estampados de flores, olanes que recuerdan a los climas cálidos y texturas aterciopeladas describen la propuesta de esta marca. Sin embargo, toman como base los elementos característicos del corsé para crear tops que realzan las líneas femeninas sin oprimirlas.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Barcelona Bridal Week

Laundroma(t)dness

Secret Garden