Caminos compartidos

Una reflexión sobre cómo ha cambiado la moda masculina en México. El Director Editorial de GQ México y Latinoamérica nos cuenta sobre la transformación el panorama del menswear.

Por Rafael Molano, Director Editorial de GQ México

rafael-2

Rafael Molano, Director Editorial de GQ México Foto: Ana Lorenzana Cortesía Condé Nast

Fue un año bastante movido para México, aquel de 2006. Precisamente durante los meses en los que planeábamos las primeras páginas de GQ México, la democracia mexicana tenía una prueba de fuego que buscaba refrendar el camino que había emprendido en 2000 con la subida al poder de un partido diferente al hegemónico PRI.

Y efectivamente, la prueba fue realmente caliente, pues el virtual empate por la presidencia de la República entre el PRD y el PAN, alebrestó los ánimos del país y especialmente de la Ciudad de México, hasta el punto de causar verdaderos traumatismos en su vida cotidiana.

Sin embargo, ese caos político no amedrentó el optimismo y energía que fluían a través del equipo concentrado en la tarea de lanzar al mercado el ejemplar número uno de GQ México. Tampoco mermó el similar empeño que encontré en un grupo de jóvenes con quienes nos reunimos en un restaurante de la colonia Condesa y que nos invitaron a apoyar un proyecto que también hilaba sus primeras costuras, y que prefiguraba lo que sería más adelante la Mercedes Benz Fashion Week.  Así fue como, sin saberlo, iniciamos un camino paralelo, en el que el interés común por la moda nos ha unido hasta hoy.

No obstante, hay que aclararlo, en el caso de esos primeros pasos de apoyo al diseño mexicano, el énfasis estaba lógicamente puesto en el área que tiene mucho mayor despliegue y creatividad a nivel local y mundial, es decir, la moda femenina. Nosotros en GQ, por el contrario, estábamos procesando los frutos de una especie de revolución en la moda masculina, en la que personajes como Tom Ford o Thom Browne, entre muchos otros, representaban una formidable nueva mirada hacia la manera de vestir de los habitualmente conservadores hombres. Trajes más ajustados, colores en los pantalones y muchos otros signos de atrevimiento y de cambio, fueron tan sólo algunas de las noticias que fuimos registrando en GQ México que, vale la pena recalcarlo, fue desde sus inicios la más buscada por los lectores interesados en la mejor información sobre estilo de vida masculino del país.

Ese fenómeno no pasó desapercibido para Mercedes Benz Fashion Week, que poco a poco fue interesándose más por las creaciones de algunos diseñadores mexicanos de vestimentas para hombre. He visto además, en este 2016, el renovado empeño que están poniendo sus organizadores en darle relevancia a este aspecto cada vez más movido dentro de la industria.

Este impulso, estoy seguro, dará nueva vida a ese sector que, sin exagerar, ha dado un salto exponencial desde la década que se inició en 2006 y que promete llevar el diseño mexicano de ropa para hombres a otro nivel.

Da clic en la imagen, y no te pierdas lo más destacado de MBFWMX en GQ.com.mx

MBFWMX-GQMexico

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

7 momentos de Kate Moss

Greenery, el color de 2017

7 pistas para descubrir a Coco Chanel