Pink Magnolia, el color de la moda

Un universo en el que coexiste la inocencia y la sensualidad. Se trata de un marca que se ha consolidado como una de las más fuertes en el mercado y que ha tenido gran relevancia nacional e internacionalmente.

Por Fashion Week México

_dsc1079

 

“Yo creo en el rosa. Creo en besar, besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal.
Creo que las chicas felices son las chicas más guapas. Creo que mañana es otro día
y creo en milagros. Creo en el rosa”. —Audrey Hepburn

Desde un punto de visto teórico, el rosa es un color que tiene que ver con los sentimientos; habla de amor, feminidad y de un sentido altruista. El color se relaciona con muchas cosas, sin embargo, en la moda mexicana, tiene que ver con un nombre: Pink Magnolia.

Hay muchas razones para hablar de un proyecto como este, pues a lo largo de 7 años, esta marca pasó de ser el proyecto universitario de Paola Wong, la directora creativa, a un holding de moda que actualmente exporta a distintos países. Es justo ahí donde radica el éxito de Pink Magnolia, pues no sólo se ha enfocado en mantener un línea muy clara, sino que de la mano de Pamela Wong, a cargo de la administración, Paola ha logrado consolidar una empresa con bases muy sólidas, lo que sin duda ha sido la travesía de muchos diseñadores mexicanos.

La identidad de la marca se inscribe en la feminidad natural de la mujer.  Pensar —y describir— Pink Magnolia no es una tarea fácil, pues su discurso se basa en dos opuestos que existen al mismo tiempo: la inocencia y la sensualidad. Lo que podría parecer una línea hasta cierto punto cursi, es en realidad una fuerza que pasa inadvertida pero que se hace evidente cuando se encuentra con el contexto en el que vivimos.

Cada una de las colecciones que componen Pink Magnolia cuentan una historia de renovación constante. Se trata de un ejercicio introspectivo que hace la diseñadora inspirada a partir de distintos temas como las tradiciones mexicanas o, incluso, un personaje icónico como Barbie.

Las hermanas Wong, por otra parte, han diseñado un modelo de negocio que se ha hecho sostenible por sí solo, ya que además de Pink, crearon El Clóset de Vainilla, el haz bajo la manga, pues es una marca dirigida a un público masivo que se
distribuye en tiendas de autoservicio.

Hablar del color rosa es hablar de sentimientos, de pureza y altruismo, pero también es hablar de un proyecto que bien podríamos decir es un ejemplo para muchos diseñadores —emergentes y no— sobre cómo catapultar una célula que tiene una relevancia importante para industria nacional.

 

_dsc0565

_dsc0337

_dsc0666

_dsc0774

_dsc0805

_dsc0522

_dsc0935

//www.pinkmagnolia.com.mx/

 

Dirección Creativa Daniel Herranz
Fotografía Antonio Lozano
Coordinación de moda Daniel Herranz
Modelo  Alissa @ Wanted Models Management
MUAH Aracely Zárate
Texto Daniel Herranz
Video Carolina de Luna

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Galo Bertin, The New Classic Is In CDMX

Time Out México recomienda: Showroom Raquel Orozco

Kiss It Better