Personajes: Cristina Piccone

Una modelo mexicana cuya mirada hipnótica ha conquistado a marcas internacionales y que ha logrado que su belleza atípica sea un sello de estilo.

Por Loyda Muñoz

Cejas pobladas, pómulos pronunciados y pupilas profundas en color negro. Ella es Cristina Piccone, modelo mexicana que ha cautivado a grandes marcas internacionales y que se ha posicionado como uno de los rostros imperdibles de las Semanas de la Moda del mundo.

Originaria de Monterrey, Piccone inició su carrera a los 19 años por accidente. Como sucedió con Kate Moss o Doutzen Kroes, fue descubierta en una situación poco convencional: Cristina acompañaba a una amiga a un casting y fue seleccionada sin siquiera haber aplicado. Pronto firmaría con Paragon Model Management.

A partir de entonces, ha desfilado para Custo Barcelona, Marc Jacobs, Céline y Rebecca Minkoff, por mencionar sólo algunas. Sin embargo, ella supo desde los nueve años que quería modelar y la gente a su alrededor la alentaba por sus características físicas: 1.80 metros de estatura, delgada y un sello, sus inmensos negros ojos enmarcados por negras cejas gruesas.

Ahora reside en Brooklyn, pero no olvida sus raíces mexicanas —en varias entrevistas ha confesado extrañar la comida típica de su madre— ni sus pasiones. El tatuaje en la parte lateral del brazo dice “echoes”, un guiño a la canción de 23 minutos de Pink Floyd que revela su amor por escuchar y hacer música.

Además, es una de las modelos que más actividad tiene en las redes sociales. En ellas, sus seguidores son testigos de la vida diaria de la modelo, sus experiencias entre castings, backstage y pasarela, sus pasiones, sus hobbies en sus ratos libres y claro, sus pasiones. Las claves de su estilo se basan en outfits con abrigos oversized y estampados, playeras con estampados cool (de bandas de rock clásicas, por ejemplo), jeans y botines, tenis o botas.

Cristina Piccone puede serlo todo en pasarelas y en fotografías: tierna, sensual, ruda o misteriosa. Sus facciones inconfundibles se modifican sin olvidar su esencia, ni su belleza atípica que atrae todas las miradas a sus negras pupilas.



Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Minimal Feel

CALL ME JUKA!

Dark Knight