La historia de los labios de color (Parte 3)

Conoce la historia detrás del lipstick...

Por Mariana

Elizabeth Arden

 

A pesar de que el pintalabios seguía siendo considerado para mujeres de poca clase, en 1880, se empezó a escuchar de marcas que son relevantes en la actualidad; tal fue el caso de Guerlain, con su primer lipstick creado con cera de abeja, aceite de castor y grasa de venado. Se dice que desde 1800 ya había sido creado, pero que en realidad tuvieron que pasar cuarenta años para que el producto obtuviera popularidad. México no se podía quedar atrás; en 1890 fue de los principales exportadores de pigmento hecho con grana cochinilla o cochinilla del carmín para que justamente en América se elaborará la barra de labios color rojo carmín. Este tono en particular fue de los primeros en comercializarse en pequeños tubos. En este mismo año se inició la distribución de catálogos que incluían labiales. Elizabeth Arden lanzó su primer labial en 1910 y en 1915, se creó el famoso empaque de tubo para labiales que todos conocemos gracias a Rossetti.

 

CLARA BOW

 

Para 1920, la aceptación social del lipstick fue en asenso, acontecimiento que según se cuenta fue muy emocionante. Actrices del cine mudo como Sarah Bernhardt,Thera Bara y Clara Bow impusieron la moda de labios en forma de corazón en tonos rojo vino y negro para resaltar su boca en las películas blanco y negro. A principios de esta década, las mujeres estadounidenses luchaban por el derecho a voto e igualdad social, y comenzaron a marchar usando un labial rojo intenso, como símbolo de independencia y fortaleza. Lo que pocas persona saben, es que Elizabeth Arden no sólo se unió a esta marcha con su icónico labial rojo, sino que proporcionó a las mujeres sufragistas una barra del labial como muestra de apoyo al movimiento. Arden marchó junto con ellas en la quinta avenida y frente a la puerta roja de su salón de belleza. Después de varios movimientos, se promulgó la XIX enmienda que declaraba el libre voto de la mujer. De ahí que “supremacía” sea el significado de unos perfectos labios rojos.

 

01-lipstick-TEXTO

 

La gran depresión de los años 30 hizo que el lipstick fuera un acto de ímpetu entre las mujeres. Aquí el tono era un tipo de marrón y la boca de corazón había quedado atrás, ahora se usaba una silueta algo cuadrada. Aún seguía siendo un objeto de lujo. En esta década las adolescentes, siguiendo el significado de feminidad empezaron a usar barras labiales, causando controversia, ya que los adultos pensaban que era un indicio sexual. En 1937, se realizó un estudio que reveló que más de la mitad de los adolescentes riñó con sus padres por usar un pintalabios. Para la Segunda Guerra Mundial, en 1940, con los hombres en la guerra y las mujeres trabajando, la barra de labios se convirtió en una necesidad para mantener la femineidad aún con los uniformes de trabajo en fábricas. El rojo brillante sirvió para levantar el ánimo de una nación en crisis, por lo que el mismo gobierno facilitaba un labial, que por cierto se iniciaba el uso de un empaque con barra giratoria como los que conocemos hoy.

 

AUDREY HEPBURN

 

En esta década surgieron varias revistas y libros para adolescentes en los cuales, se les advertía a los padres que evitaran el uso de labiales en sus hijas ya que esto les proporcionaría una mala reputación y les impediría hacer una carrera, esto por la provocación sexual que según se producía en los hombres. En algunas zonas se seguía pensando que los labios rojos eran para prostitutas, por ello, muchas que querían usarlo, se abstuvieron. En 1950, el maquillaje convencional cambió gracias a actrices como Marylin Monroe y Elizabeth Taylor, quienes se apropiaron de un rojo oscuro; mientras  tanto, Audrey Hepburn usaba un rosa claro que detonó un significado de elegancia y libertad. Si eres fan del famoso labial indeleble, es en esta época que nace el primero en su especie, gracias a Hazel Obispo. Para este entonces más de la mitad de adolescentes usaban lipstick. Más tarde llegó Max Factor con un tono llamado “Merengue de Fresa”, gracias a éste, se crearon varios tonos como rosa pálido, blanco y durazno, resultando en un “boom” de cosméticos para adolescentes, ya que el rojo no era amigo de los padres, y por el contrario estos tonos eran considerados apropiados para las niñas.

 

THE RONETTES

 

En la década de 1960, grupos de pop como The Ronettes y The Shirelles impusieron unos labios blancos. Este efecto se podía crear de dos maneras; la primera usar el corrector de ojos en los labios y después aplicar color, o segunda, con un lipstick blanco en su totalidad, el cual estaba muy de moda en esta época. Al mismo tiempo, la sociedad propinaba miradas desaprobatorias a las adolescentes que no usaban labial, ya que esto detonaba sospechas de alguna enfermedad mental ó lesbianismo. En los 70, la cultura hippie estaba a todo lo que da y las nuevas tendencias rockeras sugerían un estilo glamuroso, usando sombras y lipsticks negros o púrpuras. Sin embargo, lo que antes fue ícono de libertad para la mujer, contrastaba con las ideologías feministas de esta década quienes estaban en contra de el maquillaje, pero sobretodo, rotundamente en contra de la barra de labios. En este periodo se crearon los tonos iridiscentes, limón y plata.

 

90s

 

¿Alguna vez usaste un labial que se suponía cambiaba de color según tu ánimo? Bueno, pues éste se creó en 1980, y en realidad cambiaba de color según el tipo de pH de tus labios. De hecho, estos labiales estuvieron disponibles nuevamente en el 2000 como un juego de maquillaje para niñas. En los amados noventa, el maquillaje ya era una industria importante, y con el inicio del nuevo milenio y el creciente desarrollo tecnológico, el maquillaje se abrió camino para la nueva formulación, composición, color y nuevas perspectivas; desde mate, cremoso ó hidratante, disponibles desde aquellos días. El lipstick fue el cosmético más solicitado en el mundo; desde el tono color piel con un ligero brillo hasta marrones medios y obscuros. Se cree que esta tendencia como muchas otras fue gracias a la inspiración de la serie “Friends”. En realidad hubo una tendencia de colores mate y naturales, pero si te tocó ser niña o adolescente por estos días,  seguro recuerdas los colores estridentes, metálicos azules, rosas y hasta verdes. También existían sus variantes como lipsticks de diamantina en varios colores, pero el más amado por los 90, sin duda, fue el lipgloss en todos sus colores y formas.

 

ACTUALIDAD

 

Entrando al siglo XXI, la sociedad gustó de varias opciones; en un inicio los tonos aperlados y brillantes en tonos totalmente saturados como naranjas, rosas y rojos iniciaron las tendencias que rigen en la actualidad. A simple vista, el lipstick podría parecer sólo algo que te gusta y que le da color a tus labios, sin embargo, a partir de hoy debes valorarlo más que nunca. El pintalabios ha sido un elemento que presenció la evolución de la mujer y su crecimiento en una sociedad reprimida. Fue también causa de rebelión, glamour y seducción, y el uso que le damos hoy, representa esa historia y esa necesidad de la mujer por resaltar su belleza y comunicar algo a través de las cosas más sencillas. Así que, cada vez que lo uses, pórtalo con la primera esencia con la que fue creado: actitud, seguridad y el orgullo de ser mujer.

 

Texto e ilustraciones por Jessica Cortés “Iiieez“.

Conoce la segunda parte de La historia de los labios de color aquí.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Alejandra Quesada, moda óptica

Birkin for men: un nuevo mercado

Alexander Wang + Adidas