La historia de los labios de color (Parte 2)

Conoce la historia detrás del lipstick...

Por Mariana

Reina Isabel

 

La primera barra de labios sólido, que consistía en palos laminados, perfumados y prensados en una forma particular, fue inventada por un cosmetólogo árabe. Durante la Edad Media, una mujer podía usar miel para darle volumen a sus labios y enjuagarse la boca con vino para obtener encías rojas, pero, la iglesia prohibió usar una barra de labios, especialmente si esta era de color rojo, pues su color era considerado un acto de hechicería, la encarnación de Satanás y una invitación a la lujuria. Por lo tanto, todos los cosméticos de la época fueron destinados a las mujeres que se dedicaban a la prostitución. En efecto,cualquier persona de esta época se hubiera desmayado en nuestros días, pero como en todas las épocas existe el cambio, éste estuvo a cargo de la Reina Isabel I de Inglaterra, quien se enamoró perdidamente del maquillaje –¡gracias a Dios!- y decidió que el rojo era su color, incluso pidió ser enterrada con los labios pintados. Cochinillas, goma árabe, claras de huevo y leche fueron algunos de los ingredientes que contenía el rojo más envidiado del reino, que también era usado en el teatros por los actores (que en esta época eran sólo hombres).

 

Reina Victoria

 

Aunque para el año 1700, ya existía un avance en cuanto la aceptación del maquillaje, en 1770 se promulgó una ley en la cual se establecía que si una mujer se maquillaba antes de su matrimonio este podía ser anulado. También, el pintarse los labios siendo una mujer soltera significaba hechicería y podía ser castigada en la hoguera. Durante el reinado de la Reina Victoría (Inglaterra), ella declaró abiertamente que el uso de maquillaje y barra labial era un acto descortés. En consecuencia, se inició el contrabando de cosméticos franceses, ya que en Francia el labial rojo ya era aceptado y representaba un alto nivel social, por lo las mujeres empezaron a pintarse los labios con lo que estuviera a su alcance; desde teñir sus labios con papel crepé húmedo o con una cinta, así como con residuos secos de vino tinto o mordiéndose los labios.

 

MArtha Washington young

 

Se cree que en 1789, Martha Washington, pionera en el término de primera dama de Estados Unidos tenia un pinta labios predilecto color cereza el cual estaba hecho con cera de abejas, manteca de cerdo, azúcar, aceite de almendras, alkanna tinctoria (tinte rojizo de raíz), pasas y un acondicionador. Para 1850, los ingredientes fueron cambiando, cuidando la salud de las mujeres, tratando de excluir el plomo y bermellón, aunque realmente el cambio que hubo fue que en conjunto con una menor cantidad de plomo, se usaba más conservante de brillo y pigmentación que crearon tonos de mayor duración. El plomo es una sustancia que hasta nuestros días es un tema de importancia y cuidado, ya que en estudios recientes se ha comprobado que la mayoría de los lipsticks que hoy usamos contienen plomo.

 

Texto e ilustraciones por Jessica Cortés “Iiieez“.

Conoce la primera parte de La historia de los labios de color aquí.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

5 claves de Louis Vuitton + Supreme

Design Play: Galo Bertín

Showroom tour: Ale Carlin