La figura de la mujer en la actualidad

¿Cómo ha cambiado la figura de la mujer? Hacemos un repaso de las mujeres que transforman la realidad del género a nivel nacional e internacional.

Por Loyda Muñoz

En una entrevista para Elle, Clare Waight Keller, ahora ex directora creativa de Chloé, afirmaba que “[…] muchas mujeres trabajan en lo niveles más básicos de la industria de la moda, pero mientras comienzas a ascender, a veces eres la única mujer en la sala […]”.

Las estadísticas de la misma revista confirman estos datos: el 75% de las personas que trabajan en esta industria son mujeres, aunque sólo el 25% de ellas tienen posiciones directivas. Lo anterior sólo refleja, una vez más, la disparidad que predomina entre hombres y mujeres.

Sin embargo, en una industria en donde las mujeres son las principales consumidoras, existen aquellas que rompen los paradigmas y que cuestionan el papel impuesto al sexo femenino. En 2017, la realidad alcanza a la industria y las mujeres comienzan a ser —ya lo eran, aunque el cambio ahora es imposible de ignorar— vitales en la moda, pero desde posiciones de liderazgo.

Maria Grazia Chiuri, la mujer al frente de Dior, desafía los estereotipos al encargarse de una de las marcas más importantes de la historia de la moda. En los 70 años de existencia de la maison, es la primera vez que eligen a una mujer para dirigir la marca. No es casualidad. Treinta años de trayectoria (detrás de marcas como Valentino y Fendi) la han consagrado como una de las figuras más relevantes, pero también como un símbolo de reinvención.

Las primeras colecciones confirman la visión de Maria Chiuri sobre la mujer moderna; el uso de equipo de esgrima en una pasarela bajo el argumento de ser genderless (no hay diferencia entre el equipo masculino y el femenino), playeras que dicen “We should all be feminists” (“todos deberíamos ser feministas” en español) y vestidos que no cubren los pezones, bajo el argumento de igualdad. ¿Qué significa esto para Dior? Un nuevo capítulo en la moda que refleja la realidad actual.

Por otra parte, las modelos como parte de la industria son figuras representativas en esta renovación. Mujeres como Kate Moss prueban que ser ícono de una época, no está peleado con los negocios. Fue en 2016 que anunció la apertura de una agencia de modelos homónima que tiene un propósito claro: fichar a personas que, como ella, poseen una belleza atípica. Asimismo, Alessandra Ambrosio creó una marca de ropa de playa “Ale by Alessandra”, para la cual comercializa, diseña, modela y promociona. Como ellas, son muchas las modelos que se han posicionado como empresarias en diversos rubros: Heidi Klum, Tayra Banks y Gisele Bündchen.

En nuestro país, la realidad de la mujer moderna tiene también a sus representantes. Gracias a la creación de plataformas como México Diseña by Elle (una plataforma que apoya a diseñadores emergentes) y Mexicouture (un e-commerce de moda mexicana) que impulsan el talento local, Sara Galindo se ha posicionado como una de las mujeres más influyentes de la moda nacional.

Sara Galindo

Sin temor a los negocios, Sara es actualmente una empresaria exitosa, una ex editora de medios de circulación nacional y ahora escritora de un libro, Tú, You, Toi, que busca ayudar a las mujeres a sentirse seguras de sí mismas. Su destacado labor la ha llevado a colaborar con marcas de moda internacionales y a ser un referente del panorama mexicano. Ella es una de las mujeres que ha levantado la voz por la igualdad, que defiende los roles libres de estigmas.

No obstante, el talento acapara las miradas y para prueba, la marca de joyería Amandina. Detrás de cada diseño están Georgina Duarte y Joana Valdez, egresadas de la carrera Diseño de producto, que replican la filigrana yucateca. Ambas apuestan por el rescate de la técnica tradicional, pero ofrecen diseños que posean cualidades estéticas únicas y, a su vez, cuestionan la predominancia de hombres en la moda.

Deya Tarno

Deya Tarno, con su proyecto Naked Boutique, fue una de las pioneras en impulsar el consumo local. Así creó en 2006, cuando los diseñadores y comercializadores masculinos acaparaban los campos creativos y empresariales, una plataforma de ventas en donde las marcas nacionales son las protagonistas y que, desde entonces, transformó  de a poco el consumo de moda en nuestro país.

Como ellas, son muchas las mujeres mexicanas que desde el diseño, la arquitectura, la música, la gastronomía y otras disciplinas proponen nuevas formas de percibir el sello nacional, el hecho de ser mujer en este país y la forma en la que se relacionan con los negocios, lo corporativo y lo directivo, entre otros.

Sin embargo, la revolución abarca muchos campos y mujeres como María Teresa Arnal (directora de Google México), Lydia Cacho (periodista y activista), Nuria Diosdado (capitana del equipo olímpico mexicano de nado sincronizado), Alondra de la Parra (directora de orquesta y embajadora de She’s Mercedes), Elena Reygadas (chef y fundadora de Rosetta), Zélika García (fundadora de Zona Maco), Luisa Sáenz (fundadora de Mexico Fashion Film Festival), Greta Elizondo, (bailarina solista de la Compañía Nacional de Danza) entre muchas otras que lideran sus disciplinas.

Hoy, las mujeres en la moda a nivel mundial redefinen lo femenino y resignifican al género a partir de acciones constantes. Hoy, las mujeres se sacuden lo tradicional, el “deber ser” impuesto por los hombres. Hoy, por fin, toman las riendas y dan una visión femenina —que poco tiene que ver con la definición convencional— a una industria pensada, construida, forjada por y para ellas.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Time Out México recomienda: Blanco Colima

Time Out México recomienda: Rossetta

Time Out México recomienda: Barbería Royal