fashion

FASHION >

News > Puertas al sentimentalismo

Puertas al sentimentalismo

image

No podríamos hablar de temporadas en caso de esta diseñadora, sino de colecciones. Sánchez-Kane ha vuelto con una presentación entre vestidos de tul en azul celeste, cantos del norte y una estética inimitable.

Que no es un secreto que el estereotipo del hombre mexicano puede ser resumido en una palabra: macho. Que tampoco resulta novedoso que a las mujeres se les tache de sentimentales y cualquier muestra afectiva sea etiquetada entonces, como femenina. Bajo estos dos preceptos, Bárbara Sánchez-Kane ha creado un manifiesto que trastoca la moda y cuyas traducciones replantean la función de la vestimenta.

 

Así, presentó “Puertas al sentimentalismo”, una fusión entre instalación de arte y pasarela de moda que explora otra etapa de Sánchez-Kane. La sede fue el interior de un edificio en obra negra y la escenografía se centró en bloques de hielo que, gota a gota, perdían solidez para dejar rastros en el pavimento y una serie de toallas dobladas en forma de cisne.  25 looks que rondan el menswear en estado puro, piezas de piel cuidadosamente grabadas y algo nuevo en la estética de la marca: volumen con telas como tul, casimir, entre otras.

 

 

Morena Valdés, cantante y actriz, de la mano de Los ilegales de la frontera cantaba un bolero mientras la diseñadora rompía un bloque de hielo. Cuando hubo silencio comenzó el desfile. Desde la selección del casting el observador intuye que no se trataba de moda convencional, sino de un manifiesto que encuentra sus bases en la realidad mexicana.

 

 

Uñas postizas con pedrería, bolsos con la palabra “México”, tocados que replican el logo de la marca —la silueta de dos piernas abiertas con zapatos de tacón— y un casting que evade la apariencia artificial, fueron el estilismo que juega con el discurso del “Macho sentimental” (un concepto que la marca ha trabajado desde 2018). Uno tras otro, cada look era un nuevo vistazo a un todo que no podría ser comprendido sin el anterior. Sánchez-Kane lo ha hecho de nuevo: mostrar que lo que parece más alejado de la realidad es, quizás, lo que más empata con ser mexicano.