fashion

FASHION >

News > Escaramuzas protagonistas en Dior Cruise 2019

Escaramuzas protagonistas en Dior Cruise 2019

image

Desde su llegada a Dior, Maria Grazia Chiuri ha demostrado —aún cuando no cabía dudas de su nombramiento como Directora Creativa— que su legado va más allá de colecciones por temporada. Su apuesta, de hecho, se ha centrado en reunir geografías y temporalidades, en hacer manifiestos sin decir una palabra, sólo con la ropa como discurso abierto a quien quiera sumergirse en él.

Así, ha presentado la colección Cruise 2019 de la firma. Desde el anuncio de la locación del desfile —un rodeo: Great Stables en Domaine de Chantilly, Francia, — se especuló mucho alrededor de la posible inspiración de la diseñadora; ¿se repetiría el look and feel de su pasada colección crucero? ¿lo ecuestre se reuniría con el lujo de Dior? Chiuri reafirmó que no es predecible: su mirada estaba en México.

 

Foto: Vogue

 

Las escaramuzas o las charras mexicanas (mujeres vestidas como adelitas o chinas poblanas que cabalgan y danzan con caballos al son de música tradicional en palenques) han sido la inspiración de esta temporada por su imposibilidad conceptual, por reunir todas esas cualidades que Chiuri admira de la mujer contemporánea.

 

El concepto no ha sido azaroso. El julio del año pasado, Chiuri visitó México para encontrarse con Graciela Iturbide, una mujer fundamental en el archivo fotográfico nacional y a través de la imagen, se encontró con la charrería y la figura de la escaramuza, aunque fueron las fotos de Devin Doyle las que le revelaron a este personaje que data de la Revolución (1910).

 

Foto: Vogue

 

El contraste entre la fuerza de sus movimientos, de sus manos en las riendas dirigiendo al caballo y la feminidad innegable de sus vestidos —bordados, faldas plisadas, detalles metálicos en sombreros y pecheras, vestidos en lino y en algodón— han sido plasmadas en una colección especial que reúne aspectos de esta figura mexicana, textiles franceses, bordados del sur de Italia y la propia historia ecuestre de Chantilly.

 

La atmósfera del desfile confirmó que la marca buscaba hacer un homenaje a México y alejarse de la apropiación cultural: ocho escaramuzas que viajaron desde México, vestidas con prendas creadas por la firma especialmente para ellas, presentaron una coreografía tradicional con caballos al inicio del desfile al ritmo de rock. Al inicio de la pasarela, una fina brisa que simulaba lluvia, fue el complementó perfecto para el entorno ecuestre y la delicadeza de las prendas.

 

Foto: Vogue

 

La colección mantuvo esta línea, pero encontró puntos de reunión con la tradición de la casa de lujo. Entre linos, bordados, transparencias y odas renovadas al New Look de Christian Dior, la propuesta destaca por su forma única de reinterpretar conceptos, sin importar de dónde sean o a qué época pertenezcan. Maria Grazia lo ha hecho de nuevo, nos ha mostrado un nuevo mundo a través de la moda, ha convertido una figura del pasado en un icono (¿feminista acaso?) desde puntos de vista inesperados.