Diseñando personajes: Una entrevista a Natalia Seligson

Una entrevista a la directora de vestuario de Nunca Es Tarde Para Aprender Francés...

Por Mariana

download

 

La ropa va más allá de ser una pieza de tela que nos cubre. Es en realidad un medio de comunicación de ideas, gustos, personalidades, género, edad, estilo, estatus, etc. Nuestra identidad va ligada a aquello que muchas veces pareciera superficial y banal, cuando en realidad tiene un gran peso en cómo nos definimos como personas. En las artes escénicas el vestuario ha sido uno de los elementos claves para la representación de cada personaje, de la atmósfera y del lugar en el que se desarrolla la trama. Hoy en día, es imposible concebir una obra, una película, un video, una serie, una presentación de danza, sin pensar en la importancia del vestuario para leer y entender la complejidad de los personajes de la historia.

 

IMG_8877

Nunca Es Tarde Para Aprender Francés

 

Natalia Seligson estudió una licenciatura en Artes Teatrales en Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York (NYU). Ella es la responsable del vestuario de “No sé si cortarme las venas o dejármelas largas”, “Amor de mis amores”, “Los héroes del norte” y recientemente, de la obra de Manolo Caro “Nunca Es Tarde Para Aprender Francés” la cual llega a su fin este fin de semana. La historia plantea la premisa, ¿en qué nos hemos convertido? En un mundo en dónde la felicidad está ligada al éxito, a la popularidad y a la aceptación, pareciera que nos hemos olvidado de apreciar todas las cosas pequeñas y simples que solían hacernos sonreír. ¿Será que nos hemos alejado de la persona que siempre soñamos ser? Nunca Es Tarde Para Aprender Francés busca reconectar a su público con su niño interior para volver a encontrar su esencia y apreciar el amor y la vida. Nunca es tarde para volver a empezar y reencontrarnos con nosotros mismo más allá de las cosas triviales y conectarnos con lo realmente importa en la vida. Los personajes son sencillos pero su complejidad recae en su propia sencillez, en su ser cotidiano que se ha olvidado de si mismo y de diferenciar “lo urgente de lo importante”. Al igual que los personajes, el vestuario es casual pero los colores y la coordinación se desenvuelve en perfecta sintonía con la escenografía y el humor de la obra.

 

IMG_8957

Nunca Es Tarde Para Aprender Francés

 

Natalia logra transmitir con un vestuario colorido pero a la vez sobrio, el ameno guión de Manolo Caro y el sentimiento y personalidad de cada personaje. Por ello, quisimos preguntarle directamente a Natalia su relación con el vestuario, los retos para vestir a los personajes de una obra de teatro y la forma en la que se hace el diseño de imagen a partir de imaginar a un personaje.

 

Platícanos un poco de ti…

NS: Nací en la Ciudad de México, estudié una licenciatura en artes teatrales en la Universdad de Nueva York y ahora reparto mi tiempo entre el D.F. y Puerto Escondido, Oaxaca, donde vivo con mi esposo.

 

¿Cómo decidiste dedicarte a la producción y coordinación de vestuario?

NS: En la universidad tuve la oportunidad de explorar varios aspectos de la producción teatral y siempre me llamó mucho la atención el diseño de vestuario: cómo ayuda a crear un personaje, a comunicar una historia y un concepto al público.

 

¿Te dedicas sólo al teatro, o también haces cine y foto?

NS: He hecho de todo eso un poco. Últimamente me dedico mucho al cine y a las series, y me encanta y lo seguiré haciendo, pero el teatro siempre será mi primer amor.

 

las-venas-edit_0

No sé si cortarme las venas o dejármelas largas

 

¿Cuáles son los retos de hacer vestuario para teatro?

NS: ¡Son muchos! Debido a lo vivo y cambiante que puede ser el teatro, al ritmo que tiene y cómo se van sumando los elementos, cómo cada uno afecta al otro y así se va cuajando la obra, es necesario estar constantemente ajustando, cambiando, agregando o eliminando cosas. Esto es un gran reto y puede ser muy cansado pero por lo mismo es muy gratificante ver el esfuerzo de todos ya en conjunto y ver el resultado final viviendo y fluyendo. Creo que esa vida propia que adopta cada obra es lo que amamos todos del teatro.

 

¿Cómo se hace el diseño de vestuario para una obra de teatro?

NS: Todo parte de conversaciones con el director, con el resto del equipo creativo y con los actores. Así se llega a una idea de los conceptos que queremos transmitir y las necesidades de cada quién. Se toma esto en cuenta para lograr el diseño de cada personaje en cada escena. Se deciden estilos, texturas, colores, etc. Se compran algunas cosas, otras se mandan a hacer, otras se compran y se alteran para convertirse en otra cosa, dependiendo de las necesidades del proyecto.

 

En el caso de “Nunca es tarde para aprender francés”, ¿qué idea o sentimiento se intenta comunicar con la ropa?

NS: Creo que los temas importantes de la obra, y que el vestuario ayudan a comunicar, son la nostalgia, el amor, la imaginación, lo divertido y onírico de ser niño y de ser adulto. Los personajes nos recuerdan que dejar atrás ciertas cosas del pasado o las preocupaciones sobre el futuro para enfocarnos en lo que tenemos en el presente puede ser lo mas importante para ser feliz.

 

¿En qué te basaste para hacer el vestuario de esta obra?

En el texto de Manolo y sus ideas acerca de los personajes. En ciertas imágenes de inspiración que vimos y nos gustaron y en una paleta de colores muy específica.

 

Conoce más de Daniela Seligson aquí y no te pierdas este fin de semana “Nunca es Tarde Para Aprender Francés”.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Design Play: Galo Bertín

Showroom tour: Ale Carlin

FENTYxPUMA