¿Cuál es tu color?

La colorimetría es una determinación cuantitativa que mide la profundidad...

Por Lola Stapff

Foto: Elle Netherlands

Foto: Elle Netherlands

La colorimetría es una determinación cuantitativa que mide la profundidad del color. Se trata del arte de saber medir y mezclar colores de acuerdo a nuestras necesidades. En la moda esto nos ayuda a determinar cuáles son los tonos que más nos favorecen.

Lo primero que debemos tener claro es si somos fríos o cálidos, lo que podemos definir con nuestro tono de piel. Las personas cálidas tienen un color más amarillento, mientras que en las frías predomina un tono rosado. Una forma simple de averiguar tu tono de piel es mirando el dorso de tu antebrazo: si tus venas son de color verdoso tu tono de piel es cálido. Por el contrario, si son de color azulado, tu tono de piel es frío.

Luego que definir nuestro tono, podemos identificar a qué estación pertenecemos para después precisar los colores que más resaltan nuestros rasgos.

Existen 4 estaciones: invierno, verano, otoño y primavera. Tienen ese orden porque invierno y verano están dentro de la categoría de fríos, opuestos a otoño y primavera que son cálidos.

En aspecto general, los colores que benefician a una persona deben iluminar la piel, suavizar las sombras, disimular las manchas y darle más vida. A continuación te damos una carta de colores para que tengas referencias; sin embargo, nunca está demás tener la opinión de un especialista de color que nos ayude a encontrar nuestra categoría.

Invierno

Denim

Foto: Surface Magazine

Las personas invierno tienen la piel o muy blanca o muy morena, con fondo azul, siempre pálida. Su cabello es negro azulado o rubio platino que va oscureciendo con la edad.  Sus ojos son intensos y bien definidos, el blanco es muy limpio haciendo contraste con el color del iris que tienden a ser azul hielo, gris puro, verde claro o café oscuro. Los colores que debes evitar son el naranja, beige, los colores pálidos y el dorado.

invierno

Verano

Freja Beah

Foto: Vogue

Las personas verano tienen su piel blanca lechosa aunque a veces es morena clara o aceitunada. Su cabello es castaño cenizo, café claro o café oscuro. Sus ojos son generalmente color café avellana, pero también pueden ser verdes azulados o azul grisáceo. No se encuentra mucho contraste entre el blanco lechoso del ojo y el color del iris. Evitar los colores fuertes y el dorado.

verano

Otoño

Foto: i-D Australia

Foto: i-D Australia

Las personas otoño tienen piel beige amarillenta con todos dorados. Su cabello es rojo o café con rayos rojizos. Sus ojos pueden ser azul acero o petróleo, verde aceituna ámbar o café dorado y se distinguen por su iris manchado de dorado. Evitar los colores muy oscuros como el negro, azul al igual que el plateado.

otoño

Primavera

Line Brems

Foto: Au Jour Le Jour

Las personas primavera, tienen su piel blanca marfil, pálida y con tonos dorados. Su cabello es rubio paja, rubio rojizo o castaño con detalles dorados. Los ojos van desde una larga gama de los, azules, verdes, café dorado. Evitar los colores oscuros como el rojo azulado, el azul, igual que el plateado.

primavera

Esto no quiere decir que si hay algún color que te gusta, está prohibido vestirlo, sino que lo ideal es encontrar la tonalidad que más te favorece.

Para más recomendaciones de estilo, visita www.lolastapff.com

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Barcelona Bridal Week

Laundroma(t)dness

Secret Garden