CDMX

CDMX >

Eat > Luciferina

Luciferina

image

Localizada en el corazón de la colonia Juárez, al interior de una casona del siglo pasado rescatada de la demolición, se ha posicionado como uno de los puntos imperdibles en la CDMX. Su personalidad destaca por ser un “encuentro alternativo”, como ésta se nombra a sí misma, pero que mantiene el status quo en una nueva faceta para la vida nocturna.

La fachada es inconfundible y a la vez, confusa. A primera vista parece sólo una majestuosa mansión en medio de nuevos edificios, sólo la delata la música en la terraza y una tenue iluminación entre neones y luces de velas. El nombre tampoco ha sido aleatorio, sino que, la luciferina, es una sustancia química que producen las luciérnagas para poder brillar de noche, el mismo efecto de este lugar en medio de una de las colonias con una renovada vida nocturna, pero regularmente con calles silenciosas.

 

Luciferina tiene una bebida singular. Se trata de “Aragog”, o también llamada “veneno de tarántula”. ¿Por qué se llama así? Al beberla, la boca comienza a adormecerse hasta las cosquillas, un efecto parecido al veneno de la especie al picar. No hay efectos secundarios, ni peligros adyacentes, sólo una experiencia digna de contar y disfrutar en medio de los sillones tipo loft, sillas Acapulco y pequeñas velas en las mesas del lugar. 

 

La experiencia culinaria no decepciona. Sin embargo, el menú está diseñado para ser compartido y ser comido con las manos. Para comenzar, una selección de pan con una gran variedad de salsas que rondan el jocoque y el habanero. Después, los tacos de carnitas de pato son una de las mejores elecciones de la carta. Para continuar la experiencia, los espárragos al horno envueltos con tocino y parmesano son el intermedio perfecto para probar otra de las opciones y claro, las croquetas de chistorra con salsa de tamarindo son la opción para cerrar la noche en Luciferina.   

 

Aunque, si después de todo, lo dulce aún tiene cabida en la velada, los postres son un bocado perfecto. El sello de la casa es el “Mascarpone Stone”, una mezcla de sabores dulces con el justo medio de notas afrutadas para el equilibrio ideal. Quizá sobre decirlo, pero la mixología en Luciferina es original, fuera de lo común, por ello sólo basta dejarse llevar por el ambiente nocturno y tranquilo y ordenar. Aquí todo es una garantía. 

 

Taberna Luciferina
Lucerna 34, Juárez, Ciudad de México
//tabernaluciferina.com/