CDMX

CDMX >

People > Hablemos del regreso de Manolo Caro

Hablemos del regreso de Manolo Caro

image

La cinematografía mexicana de hoy no podría entenderse sin su trabajo. Con un estilo definido y un humor peculiar, el cineasta se ha perfilado como uno de los grandes nombres de la industria creativa. Hoy, regresa a los escenarios que lo vieron nacer: el teatro.

Fashion Week Mexico: ¿Por qué volver al teatro?
Manolo Caro: Yo creo que para mí, regresar al teatro es siempre como regresar a los inicios de donde arranqué, en donde se arman las cosas, en donde suceden y siempre será un lugar al que recurriré, también para volver a enamorarme de mi carrera, de mi profesión. Creo que era el momento indicado después de un proyecto tan largo y tan extenuante como lo fue La Casa de las Flores para Netflix, tenía muchísimas ganas de regresar al escenario con pocos personajes, con una escenografía que no tuviera movimiento con algo que fuera muchísimo mas íntimo, y bueno, hacerlo en el Teatro Milán, un espacio que le tengo mucho cariño por los éxitos que he tenido en él, era muy importante en este momento de mi carrera.

 

FWM: ¿Cuáles son los retos de montar una obra de teatro en comparación con una obra cinematográfica?
MC: Yo siempre he dicho que el teatro a diferencia del cine es un acto de fe porque tú puedes ensayar mucho tiempo, puedes ir y venir en un proyecto, pero una vez que se abre el telón tienes que confiar completamente en los actores y en que todo el trabajo previo va a tener un cause, también el rollo de la repetición hace que cada vez madure más el proyecto, entonces es muy emocionante, es muy visceral, es muy pasional. En cambio, el cine es mucho más divertido, porque el cine tú filmas y cada vez vas viendo tu proyecto mejor, porque le vas metiendo corrección de color, sonido, edición, música, créditos, entonces, sin duda es un ejercicio que me divierte más, pero la adrenalina y la pasión que me da el teatro, no me lo ha dado ningún otro medio.

 

FWM: ¿Por qué llevar a la pantalla grande Straight?
MC: Me encantaría que ocurriera, me encantaría que si llega a ocurrir, ocurra con el mismo elenco, pero yo no he recibido la oferta formal ni he checado si eso va a poder cuadrar ahorita en la agenda entre la serie y la nueva película Perfectos Desconocidos, ahorita estoy confiando en que si un día se da, se de con los actores con los que se hizo Straight para el teatro y con los que he tenido la satisfacción de caminar juntos en este proceso.

 

FWM: ¿Los formatos de las producciones condicionan el discurso de tus creaciones y la forma que se conectan con el público?
MC: Pues sí, yo creo que es una cosa como muy romántica porque tiene que ver con que cada historia encuentra su plataforma, ya sea el cine, el teatro, la televisión, los medios digitales, también he escrito muchos años para revistas. Yo creo que los formatos sí condicionan, pero también las historias saben y encuentran el camino en donde se van a contar mejor. Hay historias y hay ficciones que funcionan bien en ambos lados como en el teatro en el cine, o series de televisión que después brincan al cine, o películas que brincan al teatro y viceversa. Creo que eso es algo muy padre de esta profesión y de no limitarme en ser un director de solamente teatro o sólo de cine o televisión, sino que yo me considero un contador de historias y a partir de la historia que tengo sobre la mesa, ahí es donde nace la idea de hacia donde se va a mover y en qué medio se va a desarrollar.

 

FWM: En tiempo electoral complejo con declaraciones puntuales de homofobia y que ponen en peligro la libertad individual, ¿cuál es el papel de los realizadores y los medios?
MC: Yo creo que importantísimo, yo creo que estamos viviendo un momento que no podemos dejar pasar. Estamos viviendo un momento que como creadores es importante alzar la voz, y alzar la voz no tiene que ver solamente con hacer campaña o irte a una marcha, o tuitear o postear ciertas cosas, sino también con los proyectos que eliges, por qué los eliges, qué es el discurso que tienen, qué va a sumar a la sociedad, qué va a sumarte a ti, y esto tiene que ver tal vez con cosas muy banales como solamente tener un momento de esparcimiento, de entretenimiento, de diversión, y de hacer reír a la gente, como también lo puede tener en el caso de Straight, de decir que basta de etiquetar a las personas, que basta de condicionarlas, basta de pensar que nosotros tenemos que delimitar a un ser humano si éste quiere vivir su completa libertad, que es como deberíamos de vivir todos nosotros. Para mí ha sido muy importante, me he pronunciado mucho a nivel personal por ciertas causas, hay muchas que me atañan, y las cosas que me atañan, siempre van a ser un motor para las decisiones que yo tomo de manera profesional.

 

FWM: La cinematografía nacional está en un momento importante, ¿a quÉ crees que se deba? ¿Cómo hacer que no sea un momento sino una constante en el futuro?
MC: Pues yo creo que se debe a que la industria empieza a crecer, a que la gente y la audiencia también empieza a voltear a nosotros los realizadores, a que hay continuidad a que hay discursos, a que hay una nueva generación que intentamos hacer todo tipo de cine desde comedias, thrillers, documentales, terror, y yo creo que todos tenemos cabida porque hay publico para todos y México se había delimitado mucho por ciertos movimientos. Hubo un apogeo en que todo tenía que ser comedias románticas, o en los años 80, todos tenía que ser de ficheras y yo creo que ahora nos hemos diversificado y eso la gente lo ha aplaudido. Nos ha dado la oportunidad de que sigamos con un paso firme y que sigamos evolucionando también como creadores y que el público también crezca con nosotros. Yo creo que vivimos un momento excepcional, un momento en donde hemos encontrado grandes éxitos taquilleros, pero también, hemos encontrado premios en festivales internacionales, hemos podido defender nuestra voz, y yo creo que la unión en este medio es básico y es importantísimo, y yo agradezco ser parte de esta generación.

 

FWM: ¿Qué hay en el futuro para Manolo Caro?
MC: Las últimas 3 semanas de Straight que se termina el 15 de julio en el Teatro Milán, estamos viernes sábados y domingos, esta es una obra que no tendrá segunda temporada, que ha tenido un gran impacto y que ha tenido una gran resonancia en la sociedad. Hemos tenido una gran audiencia defiende el discurso de la obra. También viene la Casa de las Flores, que se estrena el 10 de agosto por Netflix: 13 capítulos de una comedia de humor negro, muy hilarante, muy divertida, muy genuina. Para diciembre llegará mi proyecto cinematográfico que se trata de la versión latinoamericana de Perfectos Desconocidos, un éxito y un fenómeno mundial que ha tenido sus versiones en Italia, en Francia, en España, en Grecia, en Turquía y yo creo que México, al ser el cuarto país mas importante para el cine mundial, no podía quedarse fuera de este fenómeno. Ha sido para mí un placer que me inviten a dirigirlo y a ser parte de la pauta que ha dado Perfectos Desconocidos a nivel mundial.

 

Fotos | CMX México