CDMX

CDMX >

Eat > Dulce Patria

Dulce Patria

image

El restaurante Dulce Patria es un lugar que se enorgullece de las tradiciones y costumbre mexicanas. Se proclama como un lugar de carácter gastronómico femenino, sensual e imaginativo. Tiene el nombre “Dulce Patria” inspirado en el lema “la patria también es dulce”

El menú hace una oda al nombre del restaurante. Desde ceviches hasta guisados y tostadas, esta carta traza un recorrido por la República Mexicana a través de sus platillos más significativos. También hay una variedad de vinos, cocteles y aguas con sabores frutales que complementan la experiencia culinaria.

 

Cada detalle al interior está cuidadosamente escogido y protegido, desde los colores que adornan las paredes hasta las vajillas que presumen la tradición de la cultura mexicana. La estética del lugar crea un espacio que, además de ofrecer distintas formas de experimentar la gastronomía nacional, imita lo onírico y homenajea los motivos clásicos de México.

 

La triada de colores (verde, blanco y rojo) son protagonistas en Dulce Patria, aquí no hay casualidades. Con moles, chiles, salsas y adobos, el rojo se hace presente en los platillos rebozados. Mientras que el blanco destaca en sus quesos frescos, en la crema ácida tan típica al sur de la República y platillos caldosos. Y, el verde, en las hierbas que brindan los sabores y los olores más peculiares en las cocinas, en los chiles, las salsas, el guacamole, en un sin fin de combinaciones.

 

Para abrir el apetito, la elección debe ser una margarita “Me quiere, no me quiere” hecha con guanábana y leche de coco, una combinación con sabores sutiles y una estética casi romántica por los pétalos de rosa que adornan la copa. Después, unas quesadillas de huitlacoche con queso de cabra y guacamole para acompañar, con un toque de granada son la entrada ideal. El pato al mole negro con penacho de plátano, arroz y maíz ofrece un gran abanico de sabores que danzan entre lo picoso y lo dulce. Sin emabargo, el bocado dulce al final es perfecto con el helado de maíz tatemado con cacao y láminas de oro, servido en un llamativo plato con hielo seco al sublimarse. 

 

¿Quién es la responsable de estas creaciones? La chef, Martha Ortiz, quien procura que cada platillo del menú mantenga la tradición, pero a su vez mantenga su carácter de innovador. Así, con cada uno de los platillos provoca una experiencia diferente y, gracias a su nombre, cada una cuenta una historia distinta. 

 

Dulce Patria
Anatole France 100, Polanco, Ciudad de México
//marthaortiz.mx/