CDMX

CDMX >

Watch > 5 cosas que quizás no sabías de La forma del agua

5 cosas que quizás no sabías de La forma del agua

image

Mejor película, Mejor director, Mejor banda sonora y Mejor diseño de producción...

  1. La mujer y el monstruo fue la inspiración
    La película de 1954 inspiró al director mexicano para crear una película con un personaje que fusionara la esencia humana y la anfibia. Aunque tenía algo claro, quería que el relato tomara en cuenta el punto de vista de la criatura y que la pareja terminara junta.
  2. Se estrenó en Elgin Theatre (Toronto, Canadá)
    El cine sobre el que vive Elisa —y por poco inunda— existe, por lo que el lugar perfecto para el estreno de la película durante Toronto Film Festival. Fue construido en 1913 y, aunque estaba dedicado al género teatral vaudeville, con el paso de los años se convirtió en un lugar icónico de la ciudad canadiense.
  3. El personaje de Elisa se conecta con el de Eliza en Mi bella dama
    Audrey Hepburn interpretó a Eliza en la película de 1956, una mujer que estaba en busca de su propia voz. De manera más literal, Eliza (Sally Hawkins), la protagonista de La forma del agua, imagina su voz para expresar lo que siente en la escena del musical clásico. Así, Hawkins se inspiró en Hepburn para interpretar al personaje.
  4. La toma lenta del calendario el 9 de octubre no es casualidad
    Elisa es una mujer metódica, por lo que conforme pasan los días va arrancando las hojas de su calendario. Sin embargo, al llegar al 9 de octubre (justo un día antes de la liberación del hombre anfibio) la toma se centra en el número, lo capta despacio y no ha sido accidental: ese día cumple años Del Toro.
  5. Del Toro casi es atropellado por el detective Strickland
    Cuando el detective (Michael Shannon) descubre que Elisa esconde a la criatura en su casa, se apresura en su auto para confrontarla. Así, al llegar, el detective golpea la banqueta y queda a escasos milímetros de un poste, pero el actor olvidó parar la marcha antes de bajar y seguir con la escena. ¿El resultado? El coche siguió su trayecto hacia el equipo de vídeo y por poco alcanza al director.