Birkin for men: un nuevo mercado

Un bolso que cambió la historia de Hermès y de la marroquinería. Sin embargo, en los últimos años se ha reinventado para ser un accesorio masculino que mantiene el lujo y exclusividad de la maison.

Por Loyda Muñoz

Hermès SS17, Menswear. Vogue Runway

El bolso Birkin de Hermès se caracteriza por ser un símbolo de exclusividad, un hito de la marroquinería y uno de los accesorios más difíciles de conseguir. No obstante, en su colección SS17 de menswear, la firma propuso un nuevo concepto para este bolso: que sea, también, un accesorio masculino.

El Birkin no nació con Jane Birkin, cantante epítome del estilo francés, pero sí se volvió un icono gracias a ella. El bolso se llamaba Haut à Courroies desde 1892 hasta 1981, cuando la estrella se encontró con Jean-Louis Dumas, el jefe ejecutivo de Hermès de la época, en un avión y al ver lo mucho que cargaba, decidió crear un bolso para aquellas mujeres cosmopolitas que llevan consigo muchos objetos.

Ahora, la perspectiva cambia: es para mujeres y hombres cosmopolitas. Aunque no es nuevo —Kanye West o Marc Jacobs son fervientes usuarios del tote large Birkin—, esto revela un nuevo mercado que no teme a las tendencias, tampoco al lujo. Cada uno de estos bolsos cuesta alrededor de 12 mil dólares, aunque tienen ediciones especiales que llegan a costar 300 mil dólares. Además, hay una lista de espera para poder obtener una, sin mencionar que la existencia en las boutiques se da de manera espontánea y sin previo aviso.

Hermès SS17, Menswear. Vogue Runway

De acuerdo con el sitio TheRealReal, un e-commerce que se especializa en bolsos de lujo, las ventas de este bolso han aumentado un 40%. ¿Quiénes son esos nuevos compradores? Pertenecen al mercado masculino. Las razones pueden ser múltiples: los hombres no temen al lujo, aprecian las siluetas clásicas y, quizás, que comprar un bolso así asegura una inversión que crece un 14.2% anual.

Las pasarelas confirman un hecho que el streetstyle ya había descifrado desde hace varias temporadas: los accesorios masculinos importan. Marcas como Loewe, Gucci y, claro, Louis Vuitton —los protagonistas de la colección con Supreme fueron las maletas, mochilas y bandoleras— han sabido adaptarse a este nuevo consumidor. Hermès se une a ellas, pero bajo un perfil discreto que reafirma el status de quien la lleva, sin importar el género.

 

 

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Love is love, modelos que desafían el status quo

Prendas de diseño mexicano imprescindibles (y en rebajas)

Tendencia: Not so basic T-shirts