Andy Warhol. Estrella Oscura: un nuevo acercamiento

Douglas Fogle fue el curador invitado para esta exhibición que redescubre la obra del artista desde sus inicios hasta el encuentro con el pop-art. Hablamos con él para saber más sobre la actualidad de su obra.

Por Loyda Muñoz

Stephen Shore. Andy Warhol, 1965-1967. Fotografía blanco y negro 32.4 x 48.3 cm. © Stephen Shore, cortesía 303 Gallery, Nueva York

Loyda Muñoz: La obra de Warhol fue creada en un contexto convulso en lo político, en lo social. ¿Corresponde a nuestra realidad en 2017?
Douglas Fogle: Diseñé Andy Warhol. Estrella oscura para reflejar lo que Warhol veía en los medios en ese momento: la década de los sesenta. Hasta cierto punto, aunque no era un artista político, estaba pintando dos historia de EE.UU: la promesa de la cultura de consumo de la posguerra y el lado oscuro de esto con las tragedias, choques de autos, las sillas eléctricas, con la muerte de celebridades y fenómenos parecidos. Hoy, 50 años después, para mí se trata de ver cómo nuestros medios son la versión revolucionada de lo que Warhol veía entonces, la cultura de la imagen después de la Segunda Guerra Mundial, la publicidad, celebridades y Hollywood. Instagram es ese mundo pero potenciada.

LM: En 2005 realizaste la exposición AndyWarhol/Supernova: Stars, Deaths, and Disasters 1962-1964, ¿cómo ha cambiado la forma de leer su obra siete años después, en los cuáles los medios se han transformado?
DF: La exhibición era mucho más pequeña aunque tenía algunas obras que también están aquí. Esta, se expande mucho más a los trabajos iniciales de Warhol que se basaban en lo manual hasta las pinturas de Mao y las creaciones de principios de los setenta. Esto estaba más concentrado en lo específico. Entonces, estaba tan interesado como hoy en la manera en que los medios funcionan y en cómo él se apropiaba de las imágenes, pero aquí tenemos la lata de sopa de Campbell’s y obras que no había en la exhibición en ese momento. Creo que mi interés central en Warhol es el mismo, pero cuando hice esa exposición no había Instagram, no había Facebook, casi no había internet.

LM: Mencionabas las facetas oscuras de los medios y del mundo que interesaba a Warhol. Sin embargo, ¿crees que plasmar estos fenómenos refleja también las lados oscuros del artista?
DF: Hasta cierto punto el pasó por tragedias también. En 1968 pintó choques de autos, celebridades y una mujer llamada Valerie Solanas entró a su estudio y le disparó tres veces. Casi muere. Literalmente, su corazón se detuvo en el quirófano y los cirujanos comenzaron todo de nuevo. Warhol pasó por sus traumas, por dramas que cambiaron su vida para siempre. Se volvió frágil después de eso: cambió su estudio, el chico del centro de Nueva York que convivía con artistas underground, músicos alternativos y personas que convivían con drogas ya no estaban en su círculo cercano después de esto.

LM: La sociedad que plasmaba el artista se centraba en la fama, en lo efímero y en los medios. ¿Ha cambiado esa sociedad en 2017?
DF: Creo que es el mismo mundo, pero con esteroides. Todo está acelerado. Creo que los realities que fueron inventados a finales de los 60, principios de los 70 son parte de la fascinación de Warhol sobre lo que podía hacer la cultura, sin estar a favor o en contra. La televisión de reality nos ha dado un presidente. Seré muy honesto sobre esto, en mi opinión, para empeorarlo todo. No es que Warhol haya inventado este mundo, sino que dialogaba sobre él, que lo usaba de una manera en la que hoy nos ofrece una visión de los inicios de lo que pasa hoy. De 1962 a 1964, empezaba a hacer pinturas sobre los medios con imágenes de celebridades.

Andy Warhol. Self-Portrait [Autorretrato], 1964. Acrílico, pintura metálica y tinta de serigrafía sobre lino 51.1x41cm. The Andy Warhol Museum, Pittsburgh; Founding Collection, Contribution Dia Center for the Arts © 2017 The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts, Inc. / Artists Rights Society (ARS), Nueva York

LM: El pop-art reflejaba la sociedad de los sesenta y de principios de los setenta. Ahora, ¿el arte contemporáneo dialoga o responde a los fenómenos actuales?
DF: Hay más artistas hoy que en 1964. Creo que algunos artistas sí captan la realidad del mundo en que vivimos, por ejemplo, un artista suizo que vive en Thomas Hirschhorn quien también es parte de la colección del Museo Jumex es un gran sucesor del estilo de Warhol, comenta sobre su obra y en cierto modo, fue un heredero de la visión del artista. Sin embargo, hay muchos artistas y sin hacer una lista, el arte contemporáneo es un campo enorme. Muchas personas no se identifican con la situación política, social o económica del mundo, pero miles de artistas en el mundo, en la Ciudad de México, en Buenos Aires, en Moscú, en Los Ángeles en Berlín, donde sea se sitúan en el contexto. Creo que el legado de Warhol vive en los artistas jóvenes.

LM: ¿Por qué hacer la retrospectiva más grande de Warhol en Latinoamérica en la Ciudad de México y, más específicamente en el Museo Jumex?
DF: Han habido muchas exposiciones importantes sobre Warhol. Pero en la Ciudad de México, fui invitado por el Museo Jumex y lo que me gusta de este museo, que es muy nuevo, es la disposición de mirar a Warhol como la base del arte contemporáneo. Este museo es visitado por jóvenes artistas de todo el mundo y es una oportunidad de ver su obra temprana en un solo sitio. La Ciudad de México tiene un ambiente y una escena como cualquier otra ciudad como Nueva York, Los Ángeles, etc. Esto sienta una base para que más exhibiciones de este tipo sucedan en el Museo Jumex. Hay que recordar que este museo es un museo internacional que está en México, aquí convergen los trabajos de Abraham Cruzvillegas con los de Warhol, por ejemplo. Creo que es una gran contribución al presente cultural de la Ciudad.

LM: Warhol tenía augurios sobre la sociedad en el futuro, por ejemplo, los alcances de la fama, la visibilidad de todos. ¿Crees que se han cumplido?
DF: Warhol dijo que en el futuro todos serían famosos por 15 minutos, no sólo las celebridades. Creo que estamos cerca de eso con las redes sociales. Aunque creo que depende de la percepción que tengas de fama, no sé si sea bueno o malo, pero esa cultura de celebridades se ha acelerado y expandido después de la muerte de Warhol con la televisión, los realities, los selfies de las redes sociales. Quizás ahora somos famosos por dos minutos o tres, ya no quince minutos, porque todo va muy rápido. Las estrellas de realities del año pasado las hemos olvidado. Tristemente, tenemos un presidente en EE.UU creado en las redes sociales y los realities. Quizás ahora estamos en ese punto y tendremos que aprender a usar los medios, de una manera distinta.

Andy Warhol. Estrella Oscura.
Museo Jumex
2 de junio 2017-17 de septiembre de 2017

//www.fundacionjumex.org/

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Time Out México recomienda: Privacidad

Time Out México recomienda: Yves Klein

Tessa Ia: entre sueños, amores y terrores