8 marcas de joyería mexicana imperdibles

La joyería es más que un accesorio. Es, en realidad, una especie de amuleto que nos acompaña en la cotidianidad y estas marcas lo comprueban.

Por Fashion Week México

“Cada pieza de joyería cuenta una historia”, afirmaba Gem Hunt. Así, estas marcas mexicanas cuentan el presente y la evolución del diseño mexicano, la relevancia de la joyería en una cultura en la que las joyas son más un símbolo que una decoración y, sobre todo, exponen el talento nacional.

Cristina Ramella
Los viajes son la inspiración de la diseñadora mexicana. Anillos con las siluetas de continentes, de la República Mexicana o de ciudades enteras, Cristina Ramella hace una oda a la inmensidad y a lo místico de cada destino. Los acabados metálicos son el centro de su propuesta, que ya ha encantado a Chiara y Valentina Ferragni, además de una estética impecable y líneas definidas.

Caralarga
La naturaleza y la calidad de artesanía toman un nuevo significado con Caralarga. Con la filosofía de mantener la esencia y la crudeza de las materias primas, el resultado son collares y aretes con hebras largas de algodón crudo almidonado, detalles a mano y una oda a los orígenes mexicanos. Ana Holschneider, diseñadora de la marca, fusiona la elegancia con ecología, sin mencionar que revaloriza el trabajo manual.

Driguez, Inc.

Una propuesta más urbana y con diseños que se alejan de lo romántico, Dríguez, Inc, fundada por Nancy Rodríguez, es una marca que se centra en desafiar las formas, la idea clásica de las joyas para mujer y hacer un statement con el que se sientan identificadas todas aquellas mujeres y hombres fuertes, intensas y sin temor a un halo agresivo. Así, sus materiales protagonistas son los metálicos desgastados y los terminados en picos.

Thalatha
Símbolos místicos, la energía del universo, la fuerza de la naturaleza están detrás de las creaciones de esta marca mexicana fundada en 2014. Anne Lelevier y Natalia Dávila diseñan cada una de las piezas para que capturen el misticismo que las fascina, mientras que las manos de artesanos mexicanos las realizan en latón, plata y baños de oro. Asimismo, sus colecciones son anuales y al mismo tiempo, atemporales porque se rigen por todo aquello que evade al tiempo: Destino, Universo, Dimensión.

Felina
Si hubiera que describir esta marca con una sola palabra, esa sería, sin duda, lujo. Mariana Estrada y Antonieta Fernández, fundadoras de Felina, apuestan por joyas minimalistas que, con formas geométricas y líneas impecables, reflejan lo que la mujer moderna busca en su día a día: calidad y estilo que se mantiene al margen de las tendencias. Sus diseños son un statement vuelto brazaletes, chokers complejas y hasta pequeños bolsos metálicos con texturas minerales.

Libélula
Tres líneas rigen el estilo de Libélula: las colecciones de temporada, el atelier y los anillos de compromiso. En ellas, la producción es distinta, aunque con los mismos estándares de calidad y un estilo de diseño que se mantiene. Para Sofía Martínez, fundadora de la marca, lo vital de la joyería es darle un toque personalizado o bien, crear piezas únicas que sólo pertenezcan a quien las ha elegido para llevarlas para siempre. Recientemente, crearon una colección para hombres que evade los estigmas y apuesta por diseño.

Mani Maalai 
Más que una marca, una casa creadora que tiene como constante inspiración a la naturaleza y los seres que la conforman. Desde 1999, Alejandra y Gabriela Morales fusionan materiales como la plata y la chapa de oro con cuarzos que recrean la morfología de escarabajos, de serpientes y de hojas. No obstante, juegan con las formas y los contrastes de tonos, con los símbolos tradicionales (los cráneos, las alas, por ejemplo) para crear un estilo inigualable.

Sangre de mi sangre
Mariana Villarreal es la diseñadora detrás de la joyería de esta firma mexicana. Con complejas formas y un detalle artesanal, cada colección se centra en reafirmar que la manufactura nacional y el talento lo son todo. Cada temporada, la diseñadora encuentra inspiración en lo que la rodea, en lo que vive y en las formas orgánicas. Asimismo, sus materiales básicos se centran en los metales preciosos, pero también las piedras exóticas como los ópalos.

Comentarios

Tal vez te interesa

Ver más

Prendas de diseño mexicano imprescindibles (y en rebajas)

Tendencia: Not so basic T-shirts

México, destino del lujo